Ir a la edición completa
elEconomista.es
Martes, 30 de Mayo de 2017 Actualizado a las 3:31

Hacienda sigue echando de menos el ladrillo: escalan las ventas, no la recaudación

7:38 - 19/05/2017
se-vende-770.jpg

Después de varios años absolutamente congelada, la vivienda parece haber empezado a vivir una segunda juventud en los últimos meses. Los precios vuelven a subir y, lo que es más importante, las operaciones han crecido con fuerza en el último año. Según los datos del INE, en 2016 hubo 403.866 compraventas de pisos en España, un 13% más que el año anterior y la cifra anual más alta desde el año 2010.

Si sólo se tienen en cuenta las viviendas de segunda mano, la subida fue mucho mayor, del 17%, hasta alcanzar las 328.248 operaciones, en su caso la cifra más alta desde el año 2007. Sin embargo, este fuerte incremento de la compraventa de viviendas de segunda mano apenas se notó en la recaudación fiscal asociada a estas operaciones: la del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y la de Actos Jurídicos Documentados (AJD).

Según los datos de Hacienda, la recaudación de ambos impuestos, gestionada por las CCAA, apenas mejoró un 3% en 2016. Es decir, su avance fue seis veces menor del registrado por el número de compraventas. Las arcas autonómicas ingresaron 7.320 millones de euros por ambas figuras tributarias, lo que, aunque supone la cifra más alta desde 2010, está muy lejos de los niveles precrisis.

Las CCAA recaudan la mitad que en 2008

Por ejemplo, en 2008, cuando el número de viviendas usadas vendidas fue más bajo que en 2016, la recaudación por ITP y AJD en España fue de 10.044 millones de euros. Es decir, aunque hubo menos operaciones que el año pasado, Hacienda ingresó un 37% más por los impuestos ligados a la compraventa.

Para este año, las CCAA esperan un fuerte incremento de los ingresos por esta vía y han presupuestado un total de 8.291 millones de euros, lo que supondría un incremento del 13% respecto a la recaudación del año pasado. En los dos primeros meses del año, los impuestos van creciendo a un ritmo superior al 12%, por lo que sería factible alcanzar esta cifra. No obstante, los ingresos de los últimos años invitan a la prudencia ya que hace diez años que el ITP y el AJD no cumplen su previsión de ingresos.

La caída de recaudación frente a los niveles previos a la crisis sorprende en un contexto en el que buena parte de las CCAA ha subido los tipos que cobra por ambos impuestos. No obstante, la caída de los precios de la vivienda sigue afectando a la recaudación de impuestos. Además, en los años previos a la crisis, los ingresos por AJD estaban inflados debido a que era muy común que las promotoras que construían viviendas constituían hipotecas a las que luego se subrogaba el comprador o era cancelada, por lo que era habitual el pago sucesivo de este impuesto en una misma operación.

Por ello, a pesar de la recuperación que muestra el mercado inmobiliario, parece que aún faltarán años para que se alcance una recaudación por esta vía que roce los 17.000 millones de euros, como ocurrió en el año 2007.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales