Ir a la edición completa
elEconomista.es
Domingo, 27 de Mayo de 2018 Actualizado a las 15:53

Oculus Go, el visor para llevar la realidad virtual a todos los públicos

16/05/2018 - 9:43 Actualizado: 12:12 - 16/05/18
oculus-go.jpg

Fácil, sencillo y accesible. Así ha conseguido Oculus que sea la experiencia de sumergirse en un entorno de realidad virtual con su nuevo casco Oculus Go. Hasta ahora algunas de las grandes barreras de los sistemas de realidad virtual eran la necesidad de estar vinculados a otros equipos, su precio o la experiencia real de uso, estigmas que la compañía ha borrado con el lanzamiento de su primer casco independiente.

Oculus Go fue lanzado a principios de mayo, en la conferencia de desarrolladores de Facebook, compañía a la que pertenece y que desde el 2016 dejó claro que el futuro de su entorno social acabará pasando por la experiencia virtual. Este dispositivo es el primer gran argumento para lograrlo.

Y es que el Oculus Go es ahora mismo la forma más fácil de dar el salto a la realidad virtual. Es tan simple como encender y disfrutar del contenido. Cuenta con un diseño cómodo -que se adapta bien a la cabeza y al rostro-, no es pesado, tiene una buena calidad de vídeo y de sonido y la ecuación se cuadra en un precio asequible: 219 euros para la versión de 32 GB.

El visor ha sido creado en colaboración con Xiaomi, y en él encontraremos sólo tres botones (volumen y encendido), una conexión microUSB para cargarlo y una toma de auriculares por si no se desea usar su sistema de altavoces integrados en las patillas laterales. Para hacer posible que la magia suceda, monta una pantalla LCD de alta resolución, un procesador Qualcomm Snapdragon 821 y una serie de sensores que reconocen el movimiento del usuario.

Sin embargo, para poder moverse e interactuar con el entorno, el usuario dispone de un pequeño mando con el que podrá desenvolverse en el terreno virtual. Su manejo es sencillo y basta con el pulgar e índice para llevar a cabo todas las acciones necesarias.

Cargado de contenido

Más allá de la comodidad y respuesta del visor, el verdadero punto a favor de Oculus Go es la cantidad de contenido que se puede disfrutar con él. A día de hoy se pueden encontrar más de 1.000 experiencias disponibles en el visor, aunque desde la propia empresa explican que en los próximos meses irán llegando nuevas opciones.

Entre ellas, no sólo se pueden encontrar videojuegos o vídeos de deportes extremos grabados en 360 grados, sino que se podrán disfrutar de experiencias como reunirse con amigos en realidad virtual o ver series y películas como si se estuviera frente a una pantalla de cine.

Las nuevas gafas adaptan contenido lanzado para otros cascos de realidad virtual de la compañía, así como se han creado nuevos aplicaciones para exprimir el potencial de Go. Así pues, se puede desde reunirse virtualmente con amigos para jugar al Catán, jugar individualmente a títulos como B-Team, sumergirse en en aplicaciones como Jurassic World: BLUE, vídeos de GoPro o incluso emular un salón y ver los últimos títulos de Netflix en pantalla grande.

En suma, estamos ante un casco asequible y fácil de usar que nace pensando en que todo el mundo pueda experimentar las posibilidades que ofrece la realidad virtual. Eso sí, por su propia concepción, se quedará un paso atrás de los usuarios más exigentes que buscan en este tipo de cascos una experiencia más profunda -especialmente en videojuegos- y que ya suponen un salto de nivel en calidad y precio dentro de la realidad virtual.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales