Ir a la edición completa
elEconomista.es
Lunes, 10 de Diciembre de 2018 Actualizado a las 2:05

La Constitución cumple 40 años con una pitada a Sánchez, la ovación a los reyes eméritos y la defensa de Felipe VI

6/12/2018 - 12:10 Actualizado: 14:22 - 6/12/18
pedro-sanchez-constitucion-efe.jpg

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido recibido este jueves con una gran pitada a las puertas del Congreso, que hoy celebra  el 40 aniversario de la Constitución. A primera hora de la mañana, Sánchez se había referido una vez más a la controversia sobre la modificación del texto: "Reformarla es reforzarla". A las 12 en punto de la mañana, los reyes Felipe VI y Letizia, junto a los monarcas eméritos Juan Carlos I y emérita Sofía, y la princesa Leonor han saludado desde las puertas del Congreso de los Diputados. El acto de conmemoración ha contado con un discurso monárquico en defensa de la mayor norma del país, una ovación cerrada en la Cámara baja a los reyes eméritos y el posicionamiento alejado por parte de los dos mayores partidos a cuenta de la reforma del texto.  

Este mediodía los Reyes de España han presidido el acto principal del aniversario de la Constitución, en un acto que ha reunido por primera vez bajo el techo del Congreso al rey emérito Juan Carlos I, el rey Felipe VI y la princesa Leonor. Tras su llegada al Palacio de la carrera de San Jerónimo, la Familia Real se ha colocado en el Salón de Pasos Perdidos para el tradicional saludo protocolario. Junto a los reyes Felipe y Letizia estaban sus hijas Leonor y Sofía, y los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, además del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los máximos representantes del Congreso, Ana Pastor, y del Senado, Pío García Escudero. Más tarde, en el interior de la cámara, los monarcas eméritos han recibido una larga ovación por parte de los asistentes. 

Esta Constitución es la primera fruto del acuerdo y del entendimiento, y no de la imposición, la primera que no divide a los españoles sino que los une

"Hoy evocamos un período único en nuestra historia, en presencia de algunos de sus principales protagonistas", ha iniciado Felipe VI su discurso ante el pleno del Congreso.  El monarca ha recordado que esta Carta Magna es "una unión de voluntades, es la primera fruto del acuerdo y del entendimiento, y no de la imposición, la primera que no divide a los españoles sino que los une". El monarca ha reivindicado la vigencia del texto en un momento en el que se debate la necesidad de su reforma. 

Felipe VI ha dedicado unas palabras especiales para destacar la labor institucional de su madre, la reina Sofía, que ha recibido una larga ovación en ese momento por parte de los representantes políticos. "La Corona está indiscutiblemente ligada a la democracia y la libertad en la vida de España", ha concluido. 

Unidos Podemos, en la reivindicación de la República

El resto de líderes políticos ha realizado breves declaraciones en el interior del Congreso a su llegada para la conmemoración de los 40 años de la Constitución. Así, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reconocido el trabajo de la generación anterior que la hizo posible pero ha apuntado que la Carta Magna "no puede ser una reliquia" sino "un instrumento dinámico para garantizar los derechos", y, en su opinión, la reconstrucción del pacto social y la justicia que "significa decir república". Iglesias ha evitado saludar a los Reyes en el interior del Congreso. Por el 'besamanos' protocolario han desfilados los expresidentes del Gobierno, los miembros del actual Ejecutivo y los líderes de las formaciones parlamentarias, pero Pablo Iglesias ha evitado este trámite y ya estaba en su escaño del hemiciclo esperando el inicio del acto.

Iglesias ha evitado saludar a los Reyes en el interior del Congreso en el besamanos protocolario

Iglesias ha dado las gracias a los artífices de la elaboración de una Constitución "parecida a las de los países de nuestro entorno" y que garantizaba los derechos sociales. Ahora bien, ha objetado, por un lado, que los siete padres de la Constitución fueron hombres y, por otro, que esos derechos que garantizó "hoy no los disfrutan michas personas", por lo que la Carta Magna "no se les aplica". En esa línea, ha observado que "la Constitución no puede ser una reliquia, sino que tiene que ser un instrumento dinámico para garantizar los derechos de la gente y por eso se tiene que modernizar" para afrontar los nuevos desafíos.

Tanto Iglesias como Alberto Garzón han aprovechado para reivindicar la República como modelo de Estado preferible. 

Rivera, contra el "guerracivilismo"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha expresado su confianza en una futura mayoría en la próxima legislatura que permita a su partido, junto al PP y a un PSOE de vuelta al constitucionalismo defender y aplicar la Constitución y reformarla para hacerla más fuerte en sus valores. Al llegar al Congreso de los Diputados Rivera ha subrayado que es un día de celebración por esas décadas de democracia y también de agradecimiento a quienes la hicieron posible y permitieron "el milagro" de que los españoles pasaran de ser "enemigos" a ser "compatriotas", "de rojos y azules a libres e iguales".

Ha destacado también que es un día para "defender" la Constitución, teniendo en cuenta que "no en todos los lugares de España" es fácil defenderla y reivindicarla, y para agradecer a todos los servidores públicos su labor, con una mención especial a los catalanes que han sufrido un "golpe de Estado" por parte de los independentistas y la han seguido defendiendo "dignamente".

Ha asegurado que no es momento "de guerracivilismos, de rojos y azules, de confrontación", sino de volver a unir a los españoles en la ilusión de un proyecto compartido, reivindicando la palabra "futuro" para sumar en torno a los valores constitucionales.

Casado bloqueará todo intento de refroma

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado que la Constitución está "viva" y es la "mejor vacuna contra el radicalismo, el populismo y el nacionalismo". Aunque ha dicho estar de acuerdo con algunas de las reformas puntuales que proponía el Consejo de Estado en un informe de 2006 el Consejo de Estado, ha subrayado que ante la situación política que vive España no es el momento de "abrirla en canal".

"Abrir ahora mismo un proceso de reforma agravada de la Constitución, acabaríamos teniendo en la mesa la república, la nación catalana y la ruptura del propio sistema político y de nuestra monarquía parlamentaria y constitucional, que pensamos que ha sido la garante de estos 40 años de concordia y éxitos compartidos", ha proclamado. Casado ha defendido que el texto fundamental está "en plena forma y no acusa la crisis de los 40, sino todo lo contrario".

En el aniversario de la Constitución también se han producido ausencias, como la de los presidentes autonómicos de Navarra, Cataluña, País Vasco, Baleares y Valencia.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales