Ir a la edición completa
elEconomista.es
Lunes, 20 de Noviembre de 2017 Actualizado a las 18:08

El 'Catalexit' deja a la banca sin caballo ganador, pero no todos sufren flato

Por Carlos Jaramillo | 28/10/2017 - 6:00 Actualizado: 19:00 - 28/10/17
catalexit.jpg

Bankia y Bankinter han aguantado mejor el tirón, pero los analistas aconsejan mantenerse alejados de ellas. El Santander se postula como la mejor opción.

En 2017 el panorama de la banca europea ha comenzado a despejarse. Con los planes del Banco Central Europeo para empezar a deshacer el QE y los analistas apostando por una primera subida del precio del dinero en la eurozona en el segundo trimestre de 2019, los inversores ya tienen las primeras pistas sobre el futuro más inmediato del sector. Sin embargo, en España se ha colado otra variable, con la Declaración Unilateral de Independencia catalana golpeando la cotización del sector en el país y poniendo palos en las ruedas de su recuperación. Con la imparable escalada de la tensión, las entidades españolas sufrieron ayer en el parqué. Sabadell se llevó la peor parte, dejándose cerca de un 5 por ciento. Mientras, CaixaBank cedía un 2,7 por ciento y BBVA un 2,6 por ciento. El resto de bancos del Ibex retrocedía entre el 1,5 por ciento y el 2 por ciento.

Con estos números, desde que se puso fecha al referéndum ilegal del 1 de octubre, el Ibex se ha quedado en casi 9 puntos porcentuales rezagado frente a la eurozona, frenado por un sector bancario que no ha sido capaz de seguir los pasos de sus homólogos de la región. Desde ese día, el Euro Stoxx Banks 600 acumula una subida de más del 2 por ciento, mientras que ningún banco español se sitúa en verde y todos caen entre un 3,5 y un 10 por ciento. "Hay algunos bancos muy sensibles a las subidas de tipos que cotizan a múltiplos muy bajos en comparación con el resto de Europa, en particular en los bancos españoles, donde el tema catalán ha presionado las valoraciones de las entidades", resaltan en RBC Capital Markets.

De los seis bancos del Ibex, solo falta Bankia para rendir cuentas en el tercer trimestre y los grandes directivos de las entidades han intentado en su presentación de resultados restar importancia a la situación en Cataluña y llamar a la calma. Sin embargo, no todos se encuentran igual de afectados por la situación y los analistas ya empiezan a apuntar a las posibles consecuencias. "Nuestro trabajo es aún de naturaleza cualitativa, ya que parece demasiado temprano para tener una visión exhaustiva sobre las implicaciones reales para las ganancias de los bancos", advierten desde UBS.

Desde la entidad helvética calculan que Cataluña supone entre el 20 por ciento y el 25 por ciento del negocio en España de Sabadell, CaixaBank y BBVA, frente al entorno del 10 por ciento que implica en Bankinter, Bankia o el Santander.

Aunque con la incertidumbre reinante sobre Cataluña la visibilidad sobre el futuro de los bancos que ha dado el BCE se ha visto completamente ensombrecida, el golpe que han recibido y que pueden encajar en el futuro varía sustancialmente.

El Santander es el mejor parado

Después de que la entidad cántabra comprases Banco Popular por un euro, todo han sido aplausos para la firma presidida por Ana Botín. Desde que se produjo la votación del 1 de octubre, el banco cae un 3,5 por ciento, aguantando mejor que su principal competidor, BBVA, mucho más expuesto a Cataluña. De acuerdo con los datos de UBS, la región supone aproximadamente el 10 por ciento del negocio en España -de acuerdo con el coste del riesgo-, mientras que el porcentaje de sus oficinas situadas en Cataluña apenas supera el 5 por ciento.

Además, cuenta con el respaldo de los analistas, que le otorgan la mejor recomendación del sector -ver página 15-. "Creemos que el mercado está infraestimando la contribución de ganancias de los negocios core (España, Brasil y Reino Unido) debido a las incertidumbres -como Cataluña y el Brexit- y por la falta de visibilidad en temas específicos, como el ritmo de recuperación de tipos en el país sudamericano o la contribución de Popular, mientras que se descuenta el riesgo de manera conservadora", señalan en Credit Suisse.

Uno de los principales puntos a favor que ven los analistas es la capacidad que dan al banco para batir su propio plan estratégico. Así, en Barclays creen que la compañía "todavía va por delante de sus metas" y en Morgan Stanley resaltan que está "en el buen camino para batir sus planes".

Los bancos catalanes, los que más sufren

Aunque CaixaBank y Sabadell buscaron atajar las dudas desde el primer momento con el traslado de sus sedes a Valencia y Alicante, respectivamente, han sido -para sorpresa de nadie- las dos entidades más castigadas. Desde el 1-O ambas ceden casi un 10 por ciento y la firma presidida por Jaime Guardiola cerró el viernes en mínimos desde el Catalexit y la capitaneada por Jordi Gual los roza. El castigo bursátil hace que ambas entidades sean las dos más baratas del Ibex 35 por sus beneficios de 2018, al cotizar a un PER del entorno de las 10 veces.

Con estos ingredientes, aunque con recomendaciones muy próximas, los expertos se inclinan por CaixaBank a la hora de elegir su favorita entre ambas entidades. En el mes de octubre los analistas han incrementado un 4,5 por ciento las previsiones para este año de la entidad, si bien el foco real estará puesto en 2018. "La falta de descanso político en Cataluña no aparece en los números del último trimestre. Se ha especificado que el negocio está funcionando de manera normal y, aunque las perspectivas son inciertas, los fundamentales siguen estando intactos", apuntan en Barclays.

De cara al año que viene los expertos estiman un beneficio de más de 2.200 millones de euros, lo que implicaría batir su récord histórico de beneficio de 2006. Con todo, los analistas ponen aún en cuarentena las previsiones para el año que viene: "Los objetivos de 2018 estarán condicionados por la evolución de la situación política y su posible impacto en la economía española", señalan en Renta 4, si bien valoran "positivamente" el "punto de inflexión en la retirada de depósitos tras el anuncio del cambio de sede".

En términos de coste del crédito, Sabadell es el banco con mayor exposición a la Comunidad Autónoma, del 26 por ciento sobre España, si bien sobre el grupo el peso se reduce al 16 por ciento. "Los buenos números y su sólida posición de capital deberían apoyar la acción después del peor comportamiento reciente y su valoración parece poco exigente", explican en UBS. Cuenta con la tercera mejor recomendación del sector, pero hace solo unos meses era el banco líder.

El BBVA se queda en tierra de nadie

Desde que se celebró el referéndum en Cataluña el BBVA ha sido el banco con peor comportamiento por detrás de Sabadell y CaixaBank, dejándose algo más de un 5 por ciento. Su exposición a la región sobre el negocio en España es del 20 por ciento, si bien en términos del grupo esta se reduce al 7 por ciento. El consejero delegado de la empresa señaló en la presentación de sus resultados que, a pesar de algunos movimientos de depósitos en la región, la situación es estable y está normalizada.

Aún así, el banco bordea la recomendación de venta para el consenso de mercado y sus acciones están cerca de sus mínimos del Catalexit. Precisamente, el negocio bancario en España ha sido uno de los principales factores que han permitido al banco batir las expectativas de los expertos en el tercer trimestre, al ganar más de 390 millones de euros, superando en un 16 por ciento las expectativas del consenso, por lo que un revés con Cataluña podría golpear a la entidad. De hecho, el equipo de estudios del banco ha rebajado las expectativas de crecimiento del PIB en el país del 2,8 al 2,5 por ciento para el año que viene.

Obtiene un 40 por ciento de su beneficio en México y un 16,5 por ciento en Turquía, regiones que también pueden contribuir a la inestabilidad. "La incertidumbre externa en algunas geografías clave y la necesidad de incluir los crecientes vientos en contra del tipo de cambio puede atemperar la reacción positiva del mercado," explican en UBS. En lo que va de año sus títulos se revalorizan algo más del 12 por ciento y tienen un tímido recorrido al alza del 4 por ciento.

Bankia y Bankinter... vender

Con una exposición muy reducida a Cataluña, Bankinter y Bankia han sido las entidades ganadoras durante toda la crisis catalana en el mercado. Desde que se celebró el referéndum ilegal del 1 de octubre, son los dos bancos que mejor resisten las turbulencias y son los únicos valores financieros que logran batir el comportamiento del Ibex, que cae un 1,8 por ciento.

El banco naranja cede un 1,1 por ciento y la firma presidida por José Ignacio Goirigolzarri retrocede un 1,3 por ciento. Aun así, desde que arrancó el año son las dos firmas que peor se comportan -la primera sube un 7,6 por ciento y la segunda un 3,7 por ciento-. Además, tienen los dos dividendos menos rentables del índice y son los valores más caros por PER (veces que se recoge el beneficio en el precio de la acción) del sector.

Con estos ingredientes, comparten el dudoso honor de ser los dos únicos bancos con una recomendación de venta en el Ibex 35 y se quedan entre las seis últimas posiciones de la Liga Ibex de elEconomista -ver página 15-, con Bankinter rozando los puestos de descenso, en el cuarto puesto por la cola.

En el caso de este último, el mercado ha reconocido durante los últimos años el buen hacer del banco, algo que se ha visto reflejado en su cotización. Los títulos de Bankinter se pagan a 1,66 veces su valor en libros, en contraste con el resto de entidades españolas, que cotizan en línea o por debajo de su valor en libros.

"Bankinter tiene una larga historia de un fuerte control del riesgo. Sin embargo, toda vez que las políticas monetarias ultraflexibles han suprimido el riesgo de los precios, esta ventaja competitiva está enmascarada", explican en Berenberg, donde creen que la valoración ya es "generosa". De hecho, es el banco con menos recorrido al alza del Ibex: menos de un 2 por ciento.

La historia de Bankia desde su salida a bolsa es muy distinta que la de Bankinter, pero el mercado ya ha premiado la recuperación de su modelo de negocio y sus títulos cotizan por PER prácticamente al mismo nivel que Bankinter. Además, los inversores están expectantes ante la previsión de que el Gobierno coloque otro paquete de acciones en mercado antes de que acabe el año, lo que pesa sobre su cotización.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales