Ir a la edición completa
elEconomista.es
Lunes, 20 de Noviembre de 2017 Actualizado a las 18:04

Rajoy: "No somos responsables de la frustración que ha generado la izquierda radical griega"

Reuters / EP | 1/03/2015 - 14:12
rajoy1.jpg

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que España "quiere que le vaya bien al pueblo griego" y, por tanto, "no es responsable de la frustración que ha generado la izquierda radical griega", que "prometió aquello que sabía que no podía cumplir", tal y como "ha quedado demostrado".

Durante la clausura en Sevilla del acto de presentación de los 109 candidatos del PP al Parlamento de Andalucía, que ha contado con la asistencia de unas 2.500 personas, Rajoy ha puesto de manifiesto que "el partido de la izquierda radical ha decidido que la culpa de los problemas de Grecia la tiene el Gobierno de Portugal y el Gobierno de España".

Tras decir que España, como el resto de países de la Unión Europea, "ha sido y seguirá siendo solidaria con el pueblo griego", el presidente del Gobierno ha subrayado que "hay que hablar con claridad", y es que "no somos responsables de la frustración que ha generado la izquierda radical griega".

"Todas las decisiones que se toman en este tema se toman por unanimidad. España y Portugal votaron exactamente lo mismo que el resto de los países de la Unión Europea, dijo Rajoy en un mitin de su partido en Sevilla.

Grecia entra al ataque con España y Portugal



El presidente del Gobierno español acusó al ejecutivo griego de buscarse un "enemigo exterior" para desviar la atención de los problemas internos del país.

"Buscarse, como ha hecho la izquierda radical griega, un enemigo fuera, un enemigo exterior es un truco que ya hemos visto muchas veces a lo largo de la historia, pero esto no resuelve los problemas", dijo Rajoy para añadir que el gobierno griego prometía a sus electores "cosas que sabía que no podría cumplir".

La acusación de Tsipras a Madrid y Lisboa



Alexis Tsipras, por su parte, dijo el sábado que los dos gobiernos conservadores de España y Portugal quieren derribar al gobierno griego para evitar cualquier contagio para sus sociedades que, al igual que los griegos, han sufrido la política de austeridad de los últimos años.

Tsipras dijo que los dos gobiernos conservadores temían un avance de las fuerzas radicales de cara a las elecciones generales en ambos países en la segunda mitad de 2015.

"Todo el mundo promete, en Grecia y también aquí. Pero una cosa es predicar y otra es dar trigo y una cosa es prometer y criticar al gobierno y otra era coger el gobierno en la ruina, al borde del rescate y sacarlo adelante", dijo Rajoy en referencia a la recuperación de la economía española en la segunda parte de su mandato.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales