Ir a la edición completa
elEconomista.es
Domingo, 24 de Septiembre de 2017 Actualizado a las 21:33

Wall Street perderá la paciencia con Trump si no cumple alguna de sus promesas antes de abril

20/03/2017 - 19:38
WallStreet-reuters.jpg

La agenda del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido desde el pasado 8 de noviembre uno de los motores de confianza en la renta variable americana. Promesas que incluyen, por orden de prioridades, derogar y reemplazar el actual sistema de salud, implementar una reformad fiscal con rebajas generalizadas de impuestos y un inversión pública en infraestructura que alcanzaría el billón de dólares.

Objetivos prioritarios para la Casa Blanca que cuentan con importantes escollos en el Capitolio. El plan republicano para reemplazar el Obamacare, que básicamente estará basado en un sistema de créditos fiscales y que según la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés) dejará sin cobertura médica a 24 millones de personas en la próxima década, se someterá a votación esta semana, probablemente el jueves.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano, Paul Ryan, indicó el domingo durante su intervención en el programa de televisión Fox News Sunday que se están haciendo las últimas revisiones sobre la propuesta aunque se mostró bastante confiado de que esta pasará el escrutinio del Congreso. Sin embargo, el plan no contará con la misma suerte en el Senado, donde podría quedar estancado durante las próximas semanas antes de encontrar una alternativa.

"Los inversores siguen manteniendo la calma pero perderán la paciencia rápidamente si este asunto permanece bloqueado hasta el mes de abril", avisaba Adam Crisafulli, estratega de J.P. Morgan, el lunes a sus clientes. "Incluso si Ryan consigue que el proyecto de ley cuente con la aprobación del Congreso parece poco probable que la medida vaya a contar con apoyos en el Senado, lo que aumenta las dudas sobre cuánto más tiempo y esfuerzo dedicarán los republicanos a este asunto en lugar de otras iniciativas más favorables para el mercado como la reforma financiera", señalaba este experto.

Desde Goldman Sachs, el analista Ben Snider reiteró que "la reforma fiscal no se materializará hasta finales de 2017 o comienzos de 2018. De ahí que el banco haya rebajado las estimaciones sobre los posibles beneficios que las multinacionales estadounidenses estarían dispuestas a repatriar este año si contasen con algún tipo de incentivo fiscal. A día de hoy, Goldman estima que este año las compañías estadounidenses repatriarán entre 60.000 y 70.000 millones de dólares, de los cuales el 75% se destinará a la recompra de acciones. Snider recuerda que en estos momentos el mercado se encuentra "cerca de máximos históricos" y sus valuaciones son "históricamente extremas".

El pasado fin de semana, Trump volvió a ofrecer velados detalles sobre su reforma fiscal durante una entrevista con Jesse Watters en Fox News. Como ya adelantó previamente durante su campaña, el presidente indicó que las brechas fiscales se reducirán de las siete actuales hasta un total de "tres o cuatro".

Durante su periplo como candidato se habló de tres niveles del 12%, el 25% y el 33%. Aún así el mandatario habló en su entrevista de la posibilidad de una tasa impositiva del 0%. "Me gustaría ver un 0% si no se gana mucho dinero", avisó. "A partir de ahí será un 12,5%, un 15%, un 10%? seguimos trabajando en los números", añadió. En lo que se refiere al impuesto de sociedades, el presidente señaló que se rebajará hasta el 15% o el 20% desde el 36% y el 38% actual.

Trump recordó que desde su toma de posesión, los mercados de renta variable acumulan subidas del 16% y han creado un valor de 3 billones de dólares. Una perspectiva cuya tendencia sigue dependiendo de que las esperanzas instauradas por su agenda se hagan realidad antes de que termine su periodo de gracia y los inversores comiencen a perder la paciencia.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales