Ir a la edición completa
elEconomista.es
Domingo, 23 de Julio de 2017 Actualizado a las 4:34

La lluvia y el barro dificultan el largo éxodo de los refugiados

11/09/2015 - 10:59

Los refugiados continúan con su travesía por tierra de nadie entre Serbia, Macedonia y Hungría. Un camino angustioso, largo y peligroso al que se han sumado nuevos obstáculos: la lluvia y el barro. Así prosiguen su camino, casi sin protección pero empeñados en llegar a toda costa a la tierra prometida. EN DIRECTO | Crisis de refugiados en Europa.

Miles de refugiados marchaban entre el lodo y bajo una lluvia torrencial, alimentando una marea humana que llega a Europa y que las autoridades parecen no poder controlar.

En la frontera norte de Grecia, los inmigrantes, entre ellos niños y mujeres ancianas que en su mayoría huyen de la guerra civil siria, se dirigían a través de campos cubiertos de lodo hacia filas de policías macedonios.

"Me siento mal, pasé cuatro horas bajo la lluvia", dijo Ayman Sayed Ali, un ingeniero de la ciudad siria de Alepo. "Somos humanos, no animales. Miren, sin ropa, sin abrigo, sin comida. Estamos sufriendo. Moriremos aquí si nos quedamos bajo la lluvia otra hora", dijo otro hombre que afirmó ser de Damasco y que contó que perdió sus pertenencias en el bote que lo llevó a Grecia.

Algunos refugiados usaban bolsas de basura o de plástico como impermeables o sombreros para protegerse de la implacable lluvia.

Miles de personas pasaron la noche del miércoles al aire libre en el lado macedonio de la frontera debido a la falta de capacidad en los centros de recepción y de trenes para trasladarlos a Serbia.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales