Ir a la edición completa
elEconomista.es
Lunes, 21 de Agosto de 2017 Actualizado a las 10:12

La economía colaborativa dispara la creación de startups de transporte

10:11 - 21/04/2017
repartidor-entrega-paquete-puerta-770-dreamstime.jpg

Nadie duda del alcance que está asumiendo el consumo colaborativo en la economía actual, no solo en lo que respecta a su impacto en la sociedad, sino también en lo relativo a las cifras que cosecha. De hecho, según el estudio 'Cuestiones clave a las que se enfrenta la economía colaborativa en Europa' -el Foro Europeo de Economía Colaborativa (Eucolab) lo dio a conocer el pasado año-, la economía colaborativa obtuvo unos ingresos estimados de 28.000 millones de euros en 2015.

Uno de los sectores en los que ha marcado un antes y un después es el del transporte y la logística, y la irrupción de startups en este segmento es la prueba más evidente de ello. En este sentido, como señala Javier Sánchez-Marco, consejero delegado y cofundador de Furgo -empresa fundada en Barcelona en 2016 que permite a los usuarios solicitar un servicio de transportista a través de su app-, "en el caso del transporte, la magia es que la tecnología ha liberalizado el mercado permitiendo colocar a los miles de transportistas autónomos e independientes en el centro de la ecuación, generando más oferta sin intermediarios, con más flexibilidad de servicio y más competitivo".

Las últimas innovaciones en este segmento también han contribuido a la nueva era que vive el sector. De hecho, como explica Íñigo Juantegui, consejero delegado y cofundador de OnTruck -plataforma online que conecta a pymes que necesitan realizar envíos de mercancías paletizadas con transportistas profesionales-, "el sector del transporte ha sido tradicionalmente un segmento muy estático. Sin embargo, la introducción de las evoluciones tecnológicas está provocando un salto cualitativo, tanto en el servicio como en las capacidades de respuesta".

Precisamente, si algo caracteriza a estas startups es su agilidad a la hora de ofrecer servicio. Así lo afirma Sánchez-Marco: "En el caso de Furgo, lo que más cautiva al usuario es la facilidad de uso y la rápida respuesta de los transportistas, que sorprende al propio cliente". Ello, unido a otros factores, ha despertado cierto malestar por parte de las patronales de transporte de mercancías, que han hecho pública en multitud de ocasiones su inquietud ante el auge de la economía colaborativa. Esta situación de cierto recelo es comprensible, según Sánchez-Marco, pero se imponen dos soluciones: adaptarse al nuevo entorno o verse condenado a desaparecer: "Lo hemos visto en multitud de sectores desde hace 20 años y no iba a ser menos en este", afirma el consejero de Furgo. Por su parte, desde OnTruck lo tienen claro: "Creemos que luchar contra la economía colaborativa y todas las iniciativas que parten de ella no es el camino", afirma Juantegui.

Cliente cada vez más exigente

Dejando este horizonte al margen, lo cierto es que el futuro del sector pasa por la convivencia de ambos modelos de negocio, que deberán hacer frente a un consumidor cada vez más exigente en cuanto al tiempo de entrega. "Ello conllevará más tráfico al ser necesarios servicios individuales", reconoce Sánchez-Marco. Además, "implementar la tecnología en las dinámicas de la actividad logística" se impone como otro de los retos del futuro.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales