Ir a la edición completa
elEconomista.es
Lunes, 23 de Julio de 2018 Actualizado a las 15:30

España, el país de la OCDE donde menos aumentará el nivel de vida en los próximos 40 años

12/07/2018 - 17:14
espana-llave-inglesa.jpg

Los españoles serán los ciudadanos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que disfrutarán de una mejora más modesta de su nivel de vida a lo largo de los próximos cuarenta años, según señala la institución en su informe La mirada a largo plazo: escenarios para la economía mundial para 2060 que analiza las perspectivas económicas de cara a 2060 y que pone de manifiesto el impacto negativo del envejecimiento en la evolución de la población activa de España.

Según las proyecciones realizadas, la riqueza per cápita de los españoles crecerá entre 2018 y 2060 un 54,108%, hasta los 51.540 euros, porcentaje que representa el menor incremento entre los 35 países de la OCDE, cuyo nivel de vida mejorará una media del 68,971% a lo largo del horizonte analizado, alcanzando una riqueza per cápita de 66.890 euros para 2060, mientras que a nivel mundial se espera una mejora del 111,715% en el nivel de vida hasta 2060.

"España parte de una posición de crecimiento de la productividad relativamente débil, por lo que hay poco impulso hacia adelante en el escenario base"

"El desempeño de España está entre los más débiles en el escenario base, aunque no es muy diferente del proyectado para Italia o incluso para EEUU. En el caso de los tres países los estándares de vida mejoran entre el 55% y el 60% para 2060", indicó Yvan Guillemette, uno de los autores del informe, en declaraciones a Europa Press.

Según los responsables del estudio, en el caso de España este comportamiento refleja el impacto de la demografía, con una caída del 17,812% de la población activa, retroceso solo superado por el -22,505% estimado para Corea del Sur, frente a un descenso medio del 7,865% en la OCDE y del 3,175% a nivel mundial.

"En el caso de España, la demografía relativamente desfavorable es parte de la razón. La caída de la ratio de población activa es una de las mayores entre todos los países", señala Guillemette, añadiendo que el incremento de la población fuera del mercado laboral "lastra los estándares de vida".

Asimismo, España se sitúa por debajo de la media de la OCDE en crecimiento de la tasa de empleo, con una mejora del 0,672% entre 2018 y 2060, frente al incremento del 2,987% para el conjunto del 'Club de países desarrollados', aunque sustancialmente por encima de la caída del 6,30% prevista en el mundo.

En el extremo opuesto, Turquía se sitúa a la cabeza de los países de la OCDE, con una mejora del 115,249% hasta 2060, por delante de Eslovaquia (90,135%) y de Irlanda (84,05%).

"España parte de una posición de crecimiento de la productividad relativamente débil, por lo que hay poco impulso hacia adelante en el escenario base, que asume que no se producen cambios en las políticas implementadas", explica el autor del estudio, donde se pone énfasis en qué cambios pueden acometerse para mejorar la evolución de cara al futuro.

"España tiene mucho que ganar a través de reformas del mercado laboral", señala Guillemette, quien recuerda, además, la "aguda" caída en la inversión pública tras la crisis global de 2008, por lo que "pueden lograrse avances ahí". "Básicamente todos los escenarios sobre medidas contemplados en el informe muestran que España tiene margen de mejora y cada detalle cuenta", añade el autor.

El proteccionismo reducirá la riqueza

Sin embargo, la OCDE advierte de que una subida de las barreras comerciales hasta niveles semejantes a los observados en los años 90 reduciría un 14,09% de media el nivel de vida a nivel mundial en 2060 en comparación con el PIB per cápita estimado en el escenario base.

En el caso de los miembros del 'Club de los países desarrollados', ningún país saldría beneficiado de las mayores barreras comerciales y la pérdida de riqueza estimada en los próximos cuarenta años sería de una media del 5,855% en relación al escenario base.

Los países de la OCDE más perjudicados serían Australia, con una pérdida de riqueza del 19,04% en 2060, por delante de Nueva Zelanda, donde el nivel de vida bajaría un 11,58% en comparación con el escenario base, y de Corea del Sur, donde el proteccionismo restaría un 11,58%.

Entre aquellos a los que las tensiones comerciales afectarían en menor medida aparecen Noruega (-2,252%), Islandia (-3,130%) y Grecia (-3,489%). En el caso de España, la desviación respecto del escenario base estimado para 2060 sería del -3,957%, mientras que en EEUU la pérdida de riqueza estimada llegaría al 5,8%.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales