Ir a la edición completa
elEconomista.es
Sábado, 23 de Junio de 2018 Actualizado a las 19:28

La mitad de los reclutadores descartan el currículum de los mayores de 55 años de manera automática

12/06/2018 - 12:59
trabajador-senior-pensativo-getty.jpg

El 52% de los reclutadores reconoce que descarta el currículum de los trabajadores mayores de 55 años de forma automática. Pese a la mejora del mercado laboral, este grupo ha visto reducir su tasa de desempleo muy por debajo de la media: en el primer trimestre de 2018 se han contabilizado 553.300, un 1,2% menos que en el mismo periodo de 2017.

Así pues, la recuperación económica no parece estar llegando de forma igualitaria a todos los desempleados, siendo, los que tienen más edad, uno de los segmentos de la población más vulnerables. Además, resulta llamativo cómo los mayores de 55 años tienen un peso cada vez mayor sobre el total de desempleados, representando en la actualidad el 14,6%, frente al 8,5% de 2012.

A pesar de que la tendencia es a evaluar a los candidatos según criterios cualitativos, que nada tienen que ver con datos sociodemográficos, un 26% de las ofertas de trabajo sigue incluyendo el factor edad, según un reciente informe de Adecco e Infoempleo.

Vicio adquirido

"Se trata de un vicio adquirido que tiene su origen en prejuicios y estereotipos, muy arraigados, que urge erradicar", apunta Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco. "Si queremos ser competitivos, como empresas y como sociedad, debemos desechar estas creencias estereotipadas y evolucionar la mentalidad, entendiendo la Diversidad y el intercambio intergeneracional como factores indiscutibles de productividad", asegura el experto.

Así se desprende del informe 'Tu edad es un tesoro', elaborado por décimo año por la Fundación Adecco, centrado en esta ocasión en los trabajadores senior. Este trabajo basa sus conclusiones en una encuesta, confidencial y anónima, a 800 profesionales de Recursos Humanos, de cara a detectar sesgos inconscientes y actitudes discriminatorias, así como en un análisis de los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Prejuicios

Adentrándonos en la naturaleza de estos prejuicios, observamos que la mayoría tienen que ver con el desconocimiento o la falta de experiencias previas: un 65% opina que el profesional senior no encajará porque la mayoría de la plantilla es joven y un compañero mayor de 55 años puede "desentonar" en los equipos.

En segundo lugar, un 18% presupone que el profesional mayor exigirá un salario más elevado, debido a su experiencia, y que tendrá menos flexibilidad de horario, debido a las responsabilidades familiares, con lo que ni tan siquiera le tiene en cuenta en el proceso de selección.

Por último, un 17% cree que los profesionales senior tienen competencias obsoletas, particularmente en el plano digital, y ello les conduce directamente al descarte.

Estos prejuicios se reflejan en la contratación: siete de cada diez reclutadores no ha seleccionado a un profesional mayor de 55 años, para incorporarlo a un equipo de trabajo, durante el último año.

"Es fundamental dar un giro a las políticas activas de empleo, actualizándolas y acercando las necesidades de nuestro mercado laboral a los profesionales de más edad. Todo ello de cara a que tengan posibilidades reales de acceso a un empleo, al mantenimiento del mismo, así como a la promoción profesional", concluye Mesonero.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales