Ir a la edición completa
elEconomista.es
Jueves, 16 de Agosto de 2018 Actualizado a las 12:45

Ejecutivo europeísta en Italia: un alivio para Bruselas, pero con riesgo económico

9:00 - 4/03/2018
maio-cinco-estrellas-roma-efe.jpg

Los analistas están de acuerdo, los inversores parecen aliviados. Nadie sabe cual será el resultado definitivo de las elecciones italianas, pero es seguro que Italia no saldrá de la eurozona. El Movimiento 5 Estrellas, que en los últimos sondeos (publicados dos semanas antes de los comicios, tal y como prevé la ley transalpina) llegaba hasta el 28 por ciento, parece haber renunciado a llamar a un referéndum sobre la salida de Italia de la moneda única.

Al mismo tiempo, los otros dos partidos más "eurófobos", la Liga Norte de Matteo Salvini y Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, sellaron un pacto con Silvio Berlusconi, que se presenta como garante de los compromisos europeos frente a Bruselas y Berlín. Tanto es así, que en caso de victoria su candidato ideal para la presidencia de Gobierno es el presidente del Europarlamento Antonio Tajani. Además, los analistas siguen indicando que el escenario más probable, tras las elecciones, es un Gobierno de am-plia coalición europeísta formado por Forza Italia, Partido Demócrata y otras pequeñas formaciones de centro.

"Un Parlamento colgado, al me-nos inicialmente, parece el resultado más probable", indica un reciente estudio de Credit Suisse sobre las elecciones italianas, que subraya: "La formación de una amplia coalición entre partidos es el escenario más probable. Sin embargo, esto pasaría después de semanas o incluso de meses de negociaciones y dependerá de varios factores, en particular de la fuerza de los partidos de centro -PD, FI y otras pequeñas formaciones- con respeto a los partido más extremos".

Evitar una ruptura entre Italia y Europa, sin embargo, no significa poner a salvo la economía italiana. En un informe publicado el pasado lunes, el banco Nomura avisa de los peligros que incluso un Gobierno de amplia coalición supondría para las arcas públicas italianas.

"Seguimos creyendo que las elecciones italianas podrían llevar, después de muchas semanas de negociaciones, a un Gobierno de coalición entre partidos de centroizquierda y centroderecha" indica la nota publicada por la Global Market Reaserch del banco nipón. En esta además se subraya que "en general para Europa es una buena noticia que el referéndum anti-UE ya no esté sobre la mesa, gane quien gane las elecciones. La mala noticia es que los desequilibrios que Italia tiene desde hace tiempo, exponen no solo a la economía nacional, sino toda la eurozona en su conjunto, al riesgo de una inestabilidad económica de largo plazo".

Más allá, así explican los analistas de Nomura las consecuencias presupuestarias de un Gobierno de amplia coalición en Italia: "La política fiscal probablemente se relajará, ya que todos los partidos proponen recortes de im-puestos y un mayor gasto público". En todo caso, independientemente del resultado, no se experimentará ningún avance en los problemas macroeconómicos que Italia tiene desde hace mucho tiempo: entre otros, el bajo crecimiento de la productividad, la escasa competitividad, el alto nivel de deuda pública y de créditos dudosos, explican desde la entidad.

Desvío presupuestario

"No cabe duda de que los fundamentales de la economía italiana siguen siendo débiles" indican los analistas del banco, avisando de que "el nivel de la deuda pública sobre el PIB es todavía elevado tanto en términos absolutos, como relativos si se compara con las otras grandes economías europeas". "No nos esperamos que la situación presupuestaria mejore, consideradas las propuestas de relajación tributaria avanzadas por todos los partidos" insiste Nomura.

De hecho, las medidas propuestas durante las últimas semanas por los diferentes candidatos tendrían, todas juntas, un coste que roza los 300.000 millones de euros, es decir, el 18 por ciento del PIB nacional. La cuenta más onerosa es la del centroderecha, la coalición que lidera los sondeos, formada por Forza Italia de Silvio Berlusconi, la Liga Norte, de Matteo Salvini, y Hermanos de Italia, liderado por Giorgia Meloni. El programa económico de estos tres partidos costaría a las arcas publicas más de 250.000 millones.

"Si se logra alcanzar una gran coalición, esperamos que los mercados reaccionen de forma positiva y que los diferenciales se re-duzcan, si bien gradualmente, dado que podría considerarse que la incertidumbre política se mantendrá durante un tiempo. A este respecto, la coalición de centroderecha podría considerarse una opción más estable a corto plazo, si bien la reacción del mercado a medio y largo plazo dependerá del plan de gasto implementado por el gobierno", indica el equipo de especialistas de inversión de M&G.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales