Ir a la edición completa
elEconomista.es
Sábado, 18 de Agosto de 2018 Actualizado a las 8:45

Bruselas y España consideran inaceptables los aranceles de EEUU a la aceituna española y temen su impacto

13/06/2018 - 13:28
aceitunas-todas.jpg

España y Bruselas comienzan los movimientos para contestar a los nuevos aranceles de EEUU sobre la aceituna española. El ministro de Agricultura y el consejero de la Junta de Andalucía mantendrán una reunión este jueves para analizar la decisión de EEUU de elevar un 60% los aranceles a la aceituna negra. Además, España elevará su conflicto a Bruselas que ya ha calificado de "inaceptables" los aranceles. Mientras tanto, el sector ve con preocupación que se extiendan a otros productos.

El Gobierno de España considera "muy preocupante" la decisión final del Departamento de Comercio de Estados Unidos que anunció ayer martes un aumento del 60% en los aranceles contra la aceituna negra. Esta posición se une a la de la industria alimentaria que teme una expansión de estos aranceles a todos los productos que reciben ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

No obstante, el Gobierno de España mantiene que las ayudas a los productores españoles de aceituna negra no distorsionan la competencia y son plenamente compatibles con los criterios de la Organización Mundial del Comercio (OMC), según ha informado en un comunicado.

En concreto, España defiende que las ayudas de la Políltica Agrícola Común (PAC) señaladas por EEUU están "desvinculadas de la producción y no son específicas", por lo que no generan distorsiones al comercio internacional, son "plenamente compatibles" con la OMC, que las clasifica como 'caja verde', y no son muy distintas de las que Estados Unidos concede en apoyo de su propio sector agrario.

Reunión de urgencia y a Bruselas

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, mantendrán una reunión de urgencia el próximo jueves en Madrid para analizar estos aranceles, según han acordado hoy en una conversación telefónica.

El ministro y el consejero aprovecharán este encuentro para analizar los graves efectos que estas medidas van a tener, ya que supondrán en la práctica el cierre del mercado de Estados Unidos para Andalucía, según ha informado la Junta de Andalucía.

En la conversación mantenida, el recién nombrado ministro de Agricultura ha trasladado al consejero su compromiso con el sector y su "preocupación" con la situación, ya que Estados Unidos es el tercer consumidor mundial de aceituna de mesa, con unas 206.000 toneladas, y un importador neto de este alimento, con unas 146.000 toneladas, de las que más de 100.000 proceden de Andalucía (un 68,5%).

El ministro también ha anunciado que elevará a Bruselas esta discusión en la próxima reunión de ministros de Agricultura. La reunión de ministros tendrá lugar el próximo lunes, 18 de junio, en Luxemburgo, y en su orden del día están la reforma de la Política Agraria Común (PAC) a partir de 2020 y cuestiones relacionadas con el sector pesquero.

"Es inaceptable"

También se ha manifestado con dureza Bruselas, que ha añadido que "la decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos de imponer aranceles antisubsidios y antidumping ilógicamente altos sobre las aceitunas españolas es simplemente inaceptable", según ha afirmado el portavoz comunitario de Comercio, Daniel Rosario, durante la rueda de prensa diaria de la Comisión.

La Administración de Donald Trump considera que la aceituna negra de mesa española se ha exportado a EEUU a precios de 'dumping' y que recibe ayudas comunitarias y españolas que le confieren ventajas desleales sobre sus competidoras americanas.

El expediente antisubvención cuestiona fundamentalmente las ayudas de la PAC, por lo que la Secretaría de Estado de Comercio ha trabajado en este tiempo en estrecha colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la Comisión Europea, la Junta de Andalucía y otros organismos estatales y regionales, así como con el propio sector para facilitar, en plazos muy reducidos, la ingente información demandada por el Departamento de Comercio sobre las ayudas.

El inicio de estas investigaciones se produjo en junio de 2017, cuando las autoridades norteamericanas notificaron al Gobierno español la recepción de una queja relativa a las importaciones de aceitunas negras españolas. La queja fue planteada por la Coalition for Fair Trade in Ripe Olives, conformada por los dos únicos productores americanos de aceitunas negras, ambos en California.

El Departamento recuerda que a pesar del esfuerzo español para argumentar la legalidad de todas las ayudas investigadas, el 21 de noviembre las autoridades americanas impusieron derechos antisubvención provisionales y el 19 de enero decidieron aplicar medidas 'antidumping' provisionales.

Así quedan los aranceles

Tras la publicación de la determinación final, el Departamento de Comercio confirma la conveniencia de adoptar medidas definitivas, que oscilan entre el 7,52% y el 27,02%, en el caso de las antisubvención, y entre el 16,8% y el 25,5%, en el de las 'antidumping'.

Estos derechos, "inusualmente elevados y muy superiores" a los establecidos en la fase preliminar, han sorprendido enormemente tanto a la Comisión europea como al Gobierno español. El Gobierno está analizando en profundidad el texto de la determinación final y los motivos que han llevado al Departamento de Comercio a adoptar esta decisión.

Impacto negativo para el sector

Así, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo está valorando junto con la Comisión europea las posibles acciones a emprender, mientras que Agricultura expondrá la situación ante la Comisión Europea y el resto de Estados Miembros en el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, que se celebrará el próximo lunes.

Tras esta comunicación del Departamento de Comercio corresponde ahora a la International Trade Commission (ITC) norteamericana determinar, en la segunda quincena de julio, si como consecuencia de esas ayudas y del 'dumping' supuestamente cometido, la industria productora de aceitunas negras estadounidense se ha visto seriamente dañada. Si así fuera, las medidas definitivas se materializarían probablemente en agosto de 2018.

Industria ha recalcado que la imposición de medidas definitivas tendría un impacto "muy negativo" para el sector español, ya que en la práctica supondrían el cierre del mercado estadounidense, uno de los principales destinos de sus exportaciones. Las ventas a Estados Unidos suponen el 22% de la producción del sector, por valor de 70 millones de dólares en 2016 (alrededor de 60 millones de euros).

La industria alimentaria española teme que al arancel aprobado a la aceituna negra se extienda al resto de productos. "Hay un gran temor porque lo que está cuestionándose es la PAC (Política de Agraria Común) y tras el arancel a la aceituna es posible que se haga lo mismo con el resto", ha asegurado esta mañana Mauricio García Quevedo, el director general de la patronal FIAB (Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas). García Quevedo ha explicado que los productos que más se podrían ver afectados por el volumen de exportaciones al mercado norteamericano son el vino, el aceite o las conservas, entre otros.

Bruselas es consciente de que si se grava la aceituna española, lo que se está cuestionando de fondo es la estrategia de ayudas y subvenciones públicas a través de la PAC (la Política Agraria Común) y no parece dispuesta a permitirlo. Sobre todo, porque hoy es la aceituna, pero mañana puede ser cualquier otro producto de la Unión Europea.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales