Ir a la edición completa
elEconomista.es
Lunes, 10 de Diciembre de 2018 Actualizado a las 2:08

¿Solos o acompañados? ¿Hipotecados o de alquiler? Así vivimos los españoles de hoy

16/04/2018 - 9:08
vivienda-venta.jpg

A pesar de que la población española está estancada, el número de hogares no para de crecer. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), al cierre de 2017 había en España 18,472 millones de viviendas principales. Así, desde 2013, mientras la población total se ha reducido en más de un 1%, los hogares han crecido un 1,4%. En términos absolutos, mientras el país ha perdido casi un millón y medio de habitantes en los últimos cinco años, los hogares han crecido en 260.000.

Esto se debe a múltiples causas, pero, sobre todo a una: cada vez más gente vive sola en nuestro país. El tamaño medio del hogar se ha reducido hasta las 2,49 personas porque la cifra de personas que habitan solas justamente ha crecido en esos 260.000 hogares. En 2017, el número de hogares unipersonales pasó a suponer el 25,4% del total, un punto más que en 2013.

Es decir, el incremento del número de hogares se debe fundamentalmente al incremento de los "singles". Aunque el concepto de 'single' que trasluce los datos del INE va más allá del imaginario de joven alérgico al compromiso: la estadística muestra cómo estos han crecido en 100.000 en los cinco últimos años, más de lo que han aumentado los viudos (principalmente, viudas), con un incremento de 35.000 hogares, y menos que el de los divorciados, que han crecido en casi 130.000 hogares. También han aumentado en más de 30.000 los que viven solos estando casados.

Un país de propietarios

La propiedad sigue siendo la fórmula más habitual entre los hogares españoles. De las 18,4 millones de viviendas principales, más de 14 millones, el 76% del total, es propietario de la casa en la que vive. Nueve millones ya la tienen completamente pagada y algo más de 5 millones siguen pagando una hipoteca. A pesar de ello, el alquiler sigue ganando terreno y ha crecido un 13% en los últimos cinco años. De esta forma, ha pasado de ser la fórmula elegida por el 16% de los hogares al 18%. En términos absolutos, son 400.000 los hogares creados desde 2013 que viven en régimen de alquiler.

Además, en los últimos años se ha producido una notable reducción del número de personas que son propietarios de su vivienda y ya no tienen hipoteca. En 2013, había 5,85 millones de familias hipotecadas, mientras que cinco años más tarde son 316.000 menos. De la misma forma, los propietarios sin pagos pendientes han pasado de 8,89 millones a más de 9 millones.

Entre los hipotecados, la mayoría lo está tras haberse comprado un piso construido en los años del boom. De los 5,16 millones de hogares con una hipoteca pendiente, más de 2 millones lo están porque adquirieron una vivienda construida en la primera década de los 2000.

La segunda vivienda pierde tirón

Paralelamente a ello se ha producido un movimiento "acordeón" en la segunda vivienda, que creció mucho en los años de la burbuja para reducirse en los últimos años. Quizás los propietarios de dos viviendas han aprovechado la mejoría del mercado inmobiliario de los últimos trimestres para deshacerse de segundas viviendas e, incluso, que en los años de crisis algunos se vieron obligados a deshacerse de sus segundas viviendas. Lo cierto es que desde 2011 hay casi un millón más de viviendas principales y casi 600.000 menos de viviendas no principales. Aún así, hay más de 6,5 millones de viviendas no principales.

Casas construidas en el 'boom'

Una de las curiosidades que muestra el INE es cómo afectó la burbuja inmobiliaria a la construcción de viviendas. A pesar del estallido que se produjo en el tramo final, la década de los 2000 es la más prolífica para los hogares españoles. Más de 3,5 millones de ellos viven en una casa que se construyó entre el 2000 y el 2010, lo que supone casi un 18% del total y más que ninguna otra década. Le siguen los 3,4 millones de hogares que habitan una casa construida en los 70 y otros 3,29 millones de los años 90. Por el contrario, las familias que estrenan casa son muy pocas: apenas 217.000 dicen vivir en una casa construida en esta década, a pesar de haber transcurrido más de la mitad de la misma.

Aunque la mayoría de los hogares está formado bien por una persona sola, por una pareja o por una familia, también hay 542.000 hogares formados por personas que no tienen relación de parentesco entre ellas, es decir, son compañeros de piso. Esta modalidad se encuentra fundamentalmente en las grandes ciudades: según el INE, más de 300.000, el 55% del total, viven en ciudades de más de 100.000 habitantes.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales